¿En qué van a acertar los Trabajadores Sociales que decidan emprender? Las “3E”.

Creo que saber lo que no eres capaz de hacer es más importante que saber lo que eres capaz de hacer. De hecho, es una señal de buen gusto.

Lucille Ball.

¿Cómo nos van a acusar de no tener buen gusto?, faltaría más, por eso, empezamos por aquellos factores que podían obstaculizar nuestro éxito como emprendedores. Ahora es el turno de hablar de los aciertos, de las capacidades que adquirimos durante nuestra formación, y más importante, por el origen del trabajo social, y su evolución como disciplina.

skeleton_key5640041_std.jpg~original


Emprender en el Trabajo Social

ÉTICA + EMPATÍA + ENTORNO

Las “3E” la suma de tres condicionantes imprescindibles para emprender en el trabajo social. Sí, damos por hecho que afortunadamente el listado de capacidades es mucho más amplio que el de las debilidades, y que nos quedamos cortas, ya no sólo para señalar lo que nos convierte en emprendedores, sino para señalar todo los que nos convierte en profesionales de éxito cuando ejercemos desde cualquier área de intervención social.


ÉTICA: “La ética no va de aprenderse un código de buena conducta. La ética es la práctica de reflexionar sobre lo que vamos a hacer y los motivos por los que vamos a hacerlo”, definía Fernando Savater en su libro Ética de Urgencia.

Yo no tengo dudas. Somos una profesión de ética, compuesta tanto en sus teorías como en sus acciones, por la libertad de elección y la vulnerabilidad hacia cómo podemos ayudarnos los unos a los otros a convivir mejor, a disfrutar de la mejor vida posible desde la igualdad de oportunidades y la equidad, trabajando en sus inicios por la reivindicación entre lo justo y lo injusto, hasta la actualidad, por sostener y mejorar el estado de bienestar social.

Y lo cierto es que lo ético, “empresarialmente hablando” está de moda, no entraremos en ese debate ahora pero lo haremos en otra ocasión, de momento, nos quedaremos con que en cualquier caso, que la ética este de moda es buena noticia para las personas que decidan emprender en el Trabajo Social.

El trabajo social se ha venido desarrollando para evitar el exceso y el defecto, por lo tanto, somos profesionales expuestos a la dicotomía, a actuar bajo la reflexión y el debate, y por lo tanto, a calcular y medir el tiempo que requiere un proceso: desde la toma de decisiones hasta bajo que bases de justificación se establecen.

Por ello, nuestros proyectos y empresas contarán con esa base ética desde el principio, en la que primará por supuesto la responsabilidad social. Como decíamos en temas de visión empresarial, la responsabilidad social ahora se premia, ya no sólo por cuestiones de marketing, también por ese cambio de concepto en nuestra forma de consumir responsablemente y que hará que tu empresa tenga mayor reconocimiento y este mejor valorada por parte de tus clientes y/o usuarios.

Desarrollar la filosofía de un proyecto, su justificación y argumentación, la misión, la visión y el valor social que contenga, es responsabilidad del equipo en su totalidad, pero la función de hacer posible su cumplimiento sin duda es del trabajador social, por lo tanto, en el caso de proyectos empresariales impulsados por personas que quieran emprender en el trabajo social transcribirán y medirán la responsabilidad ética con y para la sociedad de forma automática y metódica.

irrational-man5-600x422

La ética en el caso de los profesionales del trabajo social va de serie. Como el profesor Abe Lucas en la película Irrational Man de Woody Allen (la cual recomiendo porque no tiene desperdicio) aplicar la ética a tu proyecto empresarial será darle un toque de viagra.


EMPATÍA: Las profesiones basadas en relaciones de ayuda conocen qué es la empatía pero además saben aplicarla, utilizarla como herramienta de intervención y diferenciarla de la simpatía, la compasión o la mimetización.

Y es que, el concepto empatía no hace mucho que comenzó a compartirse de forma masiva con la definición “ponerse en el lugar del otro”, sin embargo la actitud empática o comprensión empática forma parte de una praxis metodológica compleja a la cual el trabajador social ha sido expuesto y para la cual ha sido entrenado.

Para emprender en el trabajo social o en cualquier otro sector, la interacción empática con el usuario, cliente o consumidor es imprescindible para saber si requieren de nuestros productos y servicios, pero además para adelantarnos a sus cambios y preferencias, y muy importante para anticiparnos al comportamiento de nuestros consumidores, inversores y colaboradores.

La empatía en el trabajo social se utiliza como herramienta (entre otras cosas) para no perder jamás la distancia con usuarios. En el caso de relaciones comerciales y profesionales también es fundamental ser conocedores de los límites, y el respeto a la diversidad de nuestro target.

La empatía como actitud se traduce en habilidades de comunicación, en la observación, la escucha activa y la respuesta empática, es por ello que hemos sido entrenados para trabajar eficazmente con compañeros de proyecto, segmentar y analizar el mercado, y por supuesto conectar con las necesidades de nuestros consumidores, justo lo que un emprendedor necesita.

dgasdgasgsgs

La empatía será otra de las llaves a favor del trabajador social que decida emprender. Vamos sumando ética y empatía, es hora de aplicarla en el tercer condicionante a favor, el entorno.


ENTORNO: “Quien observa termina por ver” G.Murcutt (arquitecto).

Constantemente hacemos referencia al origen del trabajo social para argumentar la eficacia de las personas que decidan emprender en el trabajo social, en este caso, para hablar del entorno no podemos obviarlo.

Los referentes históricos del trabajo social que transformaron la acción social en disciplina, lo hicieron gracias a la observación de su entorno. Enfermedades, pobreza, crisis económicas, abusos laborales, guerras, aquellos que decidieron escuchar las necesidades de la comunidad en contextos de precariedad e investigar el cómo podían mejorar las condiciones de vida fueron los que dieron sentido natural al trabajo social.

Por ello, el termino comunitario va de la mano de la capacidad para medir el espacio, el entorno, y sobretodo del conocimiento para conocer los recursos con los que cuentas para optimizarlos y satisfacer necesidades. Así es, el instinto de la oportunidad y el aprovechamiento va implícito en los genes de los profesionales del trabajo social. En el momento que decidas emprender no va a ser suficiente con una buena idea, será de vital importancia que detectes la oportunidad para pasar a la acción.

Observar cuándo es el momento perfecto, cuando tu contexto personal es el adecuado, y más tarde, cuando tengas un servicio que ofrecer, hacerlo a la persona adecuada, en el instante preciso, eso sólo sucede bajo dos factores. Uno, instinto. Dos, observación.

Como comentábamos, el conocimiento de los recursos que te rodean juega a tu favor si eres trabajador social. Actualmente es estúpido no implicar a la comunidad en tu proyecto emprendedor, desde el reconocimiento social de tu servicio hasta la necesidad de la participación de la comunidad en su desarrollo.

Los trabajadores sociales jugamos en primera división conociendo los recursos de nuestro entorno y su funcionamiento, desde la administración local, los servicios públicos, privados, y voluntarios (que por cierto se encuentran en auge y son gran protagonista de desarrollo local), y las organizaciones sociales. Precisamente todos aquellos recursos con los que el emprendedor social tendrá que comunicarse, trabajar y negociar.

Comunitaria2010

Además, somos expertos en la investigación y la intervención en los factores estructurales de la comunidad, es decir, somos integradores en el territorio, mediadores en la población, potenciadores de los recursos y transformadores de las demandas.



Podemos decir que si sumamos los principios éticos inspiradores de nuestra profesión, una habilidad empática para comunicarnos y relacionarnos, y añadimos el conocimiento para su aplicación en el entorno correcto, estamos definiendo el conjunto de factores que resultan ser las llaves del éxito para emprender.

Estamos hablando de que el ecosistema emprendedor actual es un traje a medida para emprender en el trabajo social.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s